jueves, 30 de julio de 2015

GET CREATIVE - FUNDA EFECTO MÁRMOL


Hace tiempo vi este fantástico DIY de The Merry Thought, y quise probarlo desde que vi lo sencillo que parecía. Al final lo probé en cuanto me cambié de teléfono y conseguí una funda completamente blanca. Nunca sabes el resultado que va a salir, y ahí está parte del encanto de esta fantástica idea. Consiste en conseguir, con una laca de uñas, el efecto del mármol sobre la funda del teléfono.
NECESITAS
- Funda blanca
- Recipiente para el agua
- Laca de uñas

CÓMO HACERLO
- Llena el recipiente con agua caliente
- Echa gotas de la laca de uñas en el agua y deja que se expandan
- Sumerge la parte exterior de la funda en el agua
- Puedes sacas los restos o partes que no te gusten con quitaesmalte.
- Déjalo secar como mínimo dos horas y ¡listo!

ARTÍCULO ORIGINAL DE "THE MERRY THOUGHT"  themerrythought.com
Se pueden conseguir efectos muy interesantes, mezclando colores o repitiéndolo varias veces para conseguir más mancha sobre la funda. Así me quedó a mí, nada mal ¿uh? 

martes, 28 de julio de 2015

GET CREATIVE - CONSTRUYENDO EL ESTUDIO


Hace un tiempo me di cuenta de que necesitaba más espacio para poder trabajar a gusto, dividir dormitorio y escritorio que, desde que me mudé a los seis años hasta ahora, había tenido en una misma habitación. Al pasar tantas horas en una misma habitación, de la cama a la mesa y de la mesa a la cama, me di cuenta de que ya era hora de cambiar un poco de aires y dividir ambas habitaciones. 

Cuando me mudé con mi familia a esta casa, solíamos hacer "salidas nocturnas", que se resumían a acampar en la misma terraza de la casa, que era para nosotros una enorme mansión. Cuando la tienda de campaña se nos quedó pequeña, mi padre construyó una preciosa cabaña en el espacio con un par de literas para que mi hermana y yo pudiéramos seguir durmiendo juntas en verano y ah, cómo lo hemos disfrutado. Aún así, ya lleva un tiempo desocupado y fue mi misma hermana a quien se le ocurrió la idea de crear mi propio espacio-estudio en la cabaña y, manos a la obra, mi padre y yo llevamos ya una semana construyendo mi futuro estudio. Mi padre ha sido desde siempre un gran manitas, y tenerlo a mi lado para poder compartir momentos padre/hija construyendo es fantástico. 

Mis mañanas y tardes se reducen a: mono de trabajo + moño alto + manos llenas de pintura blanca y lija. Hemos lijado todas las paredes, abierto una nueva ventana que ocupa gran parte de una de las paredes, pintado (una y otra vez) todas las paredes, montado muebles... sumado a las visitas a leroy merlin, tiendas de segunda mano y reutilización de muebles, como esta última escalera reconvertida en estantería, siguiendo la idea de A pair and aspair DiY (x), que encontré en pinterest y me enamoró. Estoy deseando poder empezar a llenarlo con mis libros, revistas, cojines y plantas, y hacerlo más mío. Ya queda poco para poder utilizarlo y no puedo esperar más. Nos esperan muchas tardes y noches juntos, querido.

Toda mi inspiración se la debo a pinterest, hay un montón de creativos que me han enamorado con sus estudios y habitaciones, así que he cogido ideas de aquí y allá para crear mi espacio, puedes visitar mis flechazos a los interiorismos en mi tablero interiorism.

jueves, 23 de julio de 2015

DÍA A DÍA - SOBREVIVIENDO AL CALOR

1, 2, 3, 4, 5, 6

Días de sol llenos de visitas al puerto de Roda de Barà, en Tarragona, y pequeños paseos en barca por la zona. Comidas que se hacen eternas en terrazas de bar, coca-cola en mano a todas horas para sobrevivir el calor y la sed, trabajos manuales y baños en la piscina reparadores. Esconderme del calor en el cine o en una tienda de ropa. Descubrir nueva música, restaurar muebles. Lijar paredes y desmontar muebles. Entretenerme toda la mañana con una misma tarea o desaparecer durante un largo rato en el agua de la piscina. Idear, diseñar, realizar y descansar.

Viajes de carretera con buena música, proyectos nuevos, cine en pantalla grande al aire libre, volver a ver Mulán con mi madre, riéndonos como nunca. Disfrutar viendo Drácula (1979) de Frank Langella, con mi hermana. Empezar a aprender "You Found Me" de The Fray a piano (x), muchas ganas de donuts y tardes enteras en casa de Helena, tocando el ukelele, fangirleando de nuestras fandoms y tocando un ukelele sentada en una hamaca de su terraza.

Pensar en todo y en nada. Estos son mis días de verano.

miércoles, 15 de julio de 2015

FAVORITOS #1 - INSTAGRAM

Hace unas semanas empecé a seguir gente nueva a instagram para renovar un poco y conocer así más gente y lugares y pensé, ¿por qué no compartir mis cuentas favoritas? Cada uno tiene un estilo de vida propio que en parte envidio, pero me encanta ver a través de sus ojos sus ciudades, sus lugares favoritos, sus familias, su día a día. De alguna forma su modo de vida me inspira, ya sea en el ámbito familiar como en el profesional, así que aquí los dejo...

AMANDA JANE JONES  @amandajanejones 
Es diseñadora gráfica freelance y directora de arte, co-creadora de Kinfolk Magazine. Vive con su marido @creelanejones y su pequeñaja, Jane. Sube fotos adorables del día a día, y aunque Cree pasa mucho tiempo en la universidad y Amanda con su trabajo freelance, siempre sacan tiempo para hacer cosas maravillosas con su hija. Adorables. También suelo visitar sus proyectos aquí.

LUCY CHARLOTTE ☜ @lucycharlotte
Es ilustradora y diseñadora. Empecé a seguirla el día que se graduó, justo cuando yo empezaba mi primer año en la carrera de diseño gráfico. Tiene unos proyectos de ilustración fantásticos en su página.

BREANNA ROSE ☜ @imbreannarose
Es directora de arte y diseñadora gráfica en Mineapolis, creadora del estudio Rowan Made (x) y co-creadora del proyecto Be Free-Lance (x) donde comparte experiencias y consejos para llevar una buena vida de diseñador free-lance. Como alumna en una carrera de diseño, recomiendo la lectura de su blog, imbreannarose.com, donde comparte sus proyectos así como pedazos de su vida.


Próximamente... más!



martes, 14 de julio de 2015

DÍA A DÍA - PRIMER CURSO... SUCCESS!

1  / 2  / 3  / 4  / 5  / 6

Ahora que ya ha pasado casi un mes desde que terminé el curso, ya puedo sentarme delante del ordenador a escribir esta entrada. Y qué decir. Ha sido un año muy intenso, no sólo por el hecho de ser mi primer año de universidad, donde todo funciona de forma diferente comparado con estudios anteriores y hay más presión encima, sino por la propia presión de querer dar lo máximo y mejor de ti mismo. Y es que elegí estudiar aquello que amo, aquello que quiero ser y en lo que me quiero convertir y quiero aprovecharlo al máximo. Cada trabajo, cada proyecto, cada clase... quiero que cuente. Quiero aprovecharlo al máximo y aprender el máximo y dar en todo lo que hago lo mejor de mí. Eso me ha traído muchos dolores de cabeza y más de un par de enfados conmigo misma. No quiero llegar allí donde sé que puedo, quiero superarlo y crecer. Este era mi pensamiento durante el  primer semestre de curso, cuando nada acababa de salir del todo como pensaba, casi no conoces a tus compañeros, ni el plan de estudio, no entiendes cual es tu papel como alumno en una carrera tan libre y creativa. Quería darlo todo y más, pero no sabía cómo. Este segundo semestre, sin embargo, me ha servido para poner los pies en el suelo y sí, sigo pensando igual que antes, pero ahora sé que tengo tiempo. Tengo gente que me ayuda si me veo en un túnel sin salida. Hay mil formas de hacer las cosas, no necesito abarcarlas todas, sino elegir un par y centrarme en ellas. No quieras comerte el mundo, te atragantarás. Disfruta con el proceso. Experimenta. Busca más allá de lo que conoces y descubrirás formas de solucionar un problema que nunca se te hubieran ocurrido. Estoy teniendo una experiencia única, estudiando diseño gráfico en una escuela fantástica, con gente fantástica de los que tengo mucho que aprender.

Es por eso que esta segunda parte del curso me ha sido más sencilla. Ya empiezo a saber por qué camino voy, que es lo que estoy haciendo, que quiero. Aún me queda mucho camino por recorrer, claro. Pero llevarlo todo con una sonrisa es más fácil ¿verdad?

Por eso mismo me voy a ir recordando todo esto, que al mirarlo desde un julio en medio de mis vacaciones de verano se ve claro como el agua, pero en medio del curso se emborrona y uno acaba por caer en la ansiedad, enfrascado en sólo lo que tiene delante y nada más, ¡pues no! A mirar las cosas con perspectiva, alejarse de un problema para saber exactamente como solucionarlo, de la forma más sencilla. Sonrisas, sonrisas y más sonrisas. Estar orgullosa de mis resultados, emocionarme por mis papeles, texturas y catálogos tipográficos, que para eso estoy yo. Y soñar, y planear, y disfrutar con el día a día.

Espero con ganas lo que pueda ofrecerme el segundo curso. ¿Mucho trabajo? Por supuesto. ¿Muchas cosas nuevas que aprender? Totalmente.

¡¡¡PRIMER CURSO ACABADO!!! Que feliz que estoy.

lunes, 13 de julio de 2015

VIAJES - GLIMPSING ZARAGOZA


1  / 2  / 3  / 4  / 5  / 6  / 7  / 8  / 9  / 10

Madrugar por la mañana y pasar tres horas de camino en coche merece totalmente la pena si el destino es Zaragoza. Es la primera vez que voy a la ciudad y sólo había visto fotos de los viajes que había hecho mi hermana allí, así que ¡ciudad nueva! No puedo decir lo divertido que me fue hacer la típica parada a la gasolinera vestidos de domingo (?), paseándonos por la cafetería bien vestidos y comprando unos bocadillos para hacer el descanso. Pocas veces había disfrutado tanto con el camino de ida en coche. Una vez dejas atrás la típica carretera llena de coches, lo único que queda es el paisaje. Y digo lo único porque no había ningún otro coche en la carretera, toda para nosotros. Desde la ventana del asiento trasero, todo lo que quedaba era un terreno liso, marrón y amarillo. Casi sin ninguna montaña o turón, todo eran campos de tierra lisa, en un momento era todo naranja y al siguiente encontrabas trigo y el marco se llenaba de amarillo. La sensación es la de aparecer de repente en medio de un desierto, o como si hubieras caminado hasta la otra punta del mundo porque lo que estás viendo no se corresponde en absoluto a lo que estás acostumbrado a ver cada día. Increíble.

La ciudad también me ganó. Cada calle es como un mundo distinto, cada edificio tiene una personalidad, sus colores, sus líneas... todos sus locales tienen encanto, no pude dejar de pensar en el diseño de la ciudad, bares, locales y puertas, todo es fotografiable y digno de admirar. El Pilar, la basílica-catedral, es irreal y radiante. Si el exterior enamora, el interior ya no tiene palabras. Esos azules, la altura de las paredes, los pasillos interminables... 10/10!